Menu

Desde 1866 alrededor de una mesa

La única forma de ofrecer un aceite de una calidad excelente, es cuidando al olivo como lo hemos hecho desde nuestros orígenes.

Cuidarse cada día y poco a poco

Las grasas son uno de los nutrientes esenciales para nuestro cuerpo y el aceite de oliva virgen extra se encuentra dentro de las grasas saludables, las monoinsaturadas. Entre sus beneficios está controlar el nivel de colesterol y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. El consumo de grasas recomendado, según la Organización Mundial de la Salud, es de 70g diarios. De estos 70g, el 51% debe ser de grasas monoinsaturadas.

El aceite de oliva es un excelente aliado de nuestra salud, ayuda a combatir el estrés, mejora los cambios de humor y ayuda a controlar el peso. Te contamos como el aceite de oliva puede cuidar tu corazón, mente y cuerpo.

Carbonell

Corazón

El consumo de grasas monoinsaturadas mejora la salud de nuestras arterias. Las propiedades del aceite de oliva virgen extra disminuye la presión arterial sistólica y diastólica. Además, reduce el colesterol y los triglicéridos.

Carbonell

Mente

Los polifenoles presentes en el aceite de oliva virgen extra reducen el estrés oxidativo y el deterioro cognitivo que acompaña al envejecimiento, incluyendo la enfermedad de Alzheimer. Además, protege de enfermedades mentales como la depresión, como indica este estudio.

Carbonell

Cuerpo

El consumo de aceite de oliva virgen extra ayuda a absorber el calcio, factor clave en la prevención de osteoporosis. Las grasas monoinsaturadas ayudan a regular el azúcar en sangre y reducir los síntomas de la diabetes. Además, previene el síndrome metabólico, el estrés oxidativo y la inflamación.