Menu

06 May, 2019

Menú para una dieta mediterránea sana y equilibrada

Menú para una dieta mediterránea sana y equilibrada Menú para una dieta mediterránea sana y equilibrada
Facebook Instagram Copiar Link

¡El buen tiempo ya está aquí! Con su llegada, a todos nos apetece cuidarnos más y llevar unos hábitos de vida saludables. Para ello, no sólo le prestamos más atención a practicar deporte con regularidad, sino también a llevar una alimentación adecuada. Así, hoy vamos a hablarte del menú ideal para una dieta mediterránea.

¿Qué es la dieta mediterránea?

Cuando hacemos referencia a la comida mediterránea, hablamos de todo ese conjunto de alimentos sanos, ricos y muy variados que se consumen en los países del mediterráneo (España, Italia, Grecia…). Pero esto no es solo una dieta, es un estilo de vida, es ese clima suave, esa brisa marina, es hacer deporte, comprar productos de la tierra… También es dejar de lado la vida sedentaria, no comer hidratos de carbono en exceso ni grasas saturadas.

¿De qué se compone el menú para una dieta mediterránea?

Uno de los ingredientes principales es el aceite de oliva virgen extra. Es una fuente esencial de vitamina E y, además, gracias al ácido oleico y a sus grasas de origen vegetal, reduce el riesgo de padecer enfermedades de corazón. El aceite de oliva virgen extra puede usarse tanto para cocinar como de aliño y su poder antioxidante hace que estemos más sanos tanto por fuera como por dentro.

Pero la cosa no acaba aquí, muchos son los alimentos que no pueden faltar en tu dieta mediterránea: las hortalizas, las frutas, las verduras, el pescado azul, los cereales, los lácteos, las legumbres… Como ves, son todos alimentos con un alto contenido en vitaminas y minerales, perfectas para tener una salud de hierro.

Ahora que ya conoces los ingredientes que debe componer el menú para una dieta mediterránea saludable, ha llegado el momento de acercarte a tu mercado favorito. Llévate a casa los alimentos más ricos y con más sabor y disfruta de toda la vitalidad que le aportan a tu cuerpo.

*Fuente: Thelancet.com