Menu

15 Nov, 2019

Dieta antioxidante: alimentos que la forman.

Dieta antioxidante: alimentos que la forman. 	Dieta antioxidante: alimentos que la forman.
Facebook Instagram Copiar Link

Para mantener el cuerpo y la mente jóvenes, es fundamental seguir una dieta antioxidante. Esta dieta hace que tus células permanezcan siempre en su máximo rendimiento, y no se estropeen con el tiempo. Así que, toma nota porque estos alimentos no pueden faltar en tu día a día.

1. El aceite de oliva virgen extra

Ya lo hemos hablado otras veces, pero es que el aceite de oliva virgen extra es una maravilla para la salud. Parte de sus beneficios es que tiene un alto valor antioxidante, gracias a su gran cantidad de vitamina E –la vitamina de la longevidad– y los polifenoles. Dos cucharadas sope-ras de aceite de oliva virgen extra al día, son un imprescindible para una dieta antioxidante completa.

2. Frutas y verduras

La mayoría de las frutas tienen antioxidantes, pero en especial los frutos rojos –arándanos, frambuesas, fresas, moras y cerezas– son los más antioxidantes, ya que aportan una gran can-tidad de vitamina C, y magnesio.

Otras frutas conocidas por su alto nivel de vitamina C son la naranja, la mandarina, el melón, la piña, el kiwi y el limón. Todas ellas te ayudan a mantener tu cuerpo sano y con un funciona-miento pleno.

En cuanto a las verduras, todas las que sean de hoja verde son perfectas para incluir en una dieta antioxidante: acelgas, espinacas, brócoli, zanahoria, tomate, calabacín, alcachofa, coli-flor… Esto se debe a que son una fuente muy potente de vitaminas que ayudan a que las célu-las permanezcan jóvenes y llenas de energía.

3. Frutos secos y semillas

Los frutos secos crudos aportan una buena dosis de vitaminas A y C, así que también tienen una función antioxidante en el cuerpo. Consume pistachos, almendras, nueces de macadamia, y avellanas y notarás la diferencia.

Además, las semillas, como la chía y el sésamo, también tienen una alta cantidad de antioxi-dantes.

4. Pescados y mariscos

Para llevar una dieta antioxidante completa aumenta el consumo de pescados como el sal-món, que tiene una gran cantidad de vitamina A, y el atún, que es rico en vitamina E y C. Tam-bién consume mariscos, especialmente ricos en vitamina E.

El consumo habitual de estos alimentos se notará cuando te veas en el espejo. Lo notarás desde un principio en tu piel, tu cabello, tus uñas… y, sobre todo, en el aumento de energía. Una dieta antioxidante permite el buen funcionamiento del organismo, así que nútrete de los mejor productos y… ¡a afrontar el día con vitalidad!

Fuente: NCBI