Menu

14 Nov, 2019

¿Por qué es tan sana la dieta mediterránea?

¿Por qué es tan sana la dieta mediterránea? ¿Por qué es tan sana la dieta mediterránea?
Facebook Instagram Copiar Link

La dieta mediterránea es una de las más saludables de todas. Sobre todo porque la mayoría de los alimentos que la conforman reducen las enfermedades cardiovasculares además de aportar muchos otros nutrientes. Y, todo sea dicho, los platos que la forman están riquísimos. Así que, si quie-res saber por qué es tan sana la dieta mediterránea, sigue leyendo.

El aceite de oliva virgen extra. El producto estrella de la sana dieta mediterránea.

El AOVE es, sin duda, la perla de esta dieta. Es el alimento más importante no porque se tenga que consumir mucho, sino porque en un sólo ingrediente encontramos muchísimos beneficios para la salud.

El aceite de oliva virgen extra es conocido por reducir los niveles de colesterol malo y mejorar el sistema cardiovascular. Además de esto, tiene muchos antioxidantes que hacen que el cuerpo se mantenga joven y dinámico, ya que elimina los radicales libres que afectan al funcionamiento de las células del cuerpo.

¿Sigues dudando por qué es sana la dieta mediterránea? Aquí tienes más beneficios de su ali-mento clave:

- Previene y mejora los síntomas de la diabetes de tipo II y enfermedades como el Alzheimer y la demencia, gracias a que ayuda a reducir el deterioro cognitivo del cerebro.

- Tiene un efecto antiinflamatorio, reduciendo los dolores articulatorios.

- Protege y fortalece los huesos.

- Favorece al sistema inmunológico gracias a sus vitaminas.

- Ayuda a regular el sistema digestivo, al reducir la segregación de ácido gástrico, y disminuir el estreñimiento.

Frutas y verduras

Una dieta mediterránea sana necesita siempre verduras y frutas frescas. Estas tienen muchísi-mas vitaminas y minerales que ayudan a que el sistema inmunitario se vea fortalecido. Además, son excelentes antioxidantes; por lo tanto, retrasan el envejecimiento corporal y mental. Por otro lado, gracias a su alto contenido en fibra, mejoran enormemente la salud gastrointestinal.

Recuerda consumir frutas y verduras de temporada y que se produzcan en la zona donde vives.

Cereales

Otros de los alimentos más saludables son los cereales. El arroz, la pasta y el pan contienen una buena cantidad de carbohidratos, que son una fuente de energía muy importante para el día a día. Para un mejor funcionamiento digestivo, lo ideal es consumir cereales integrales.

Proteínas

Por último están las proteínas. Esta dieta permite el consumo diario de lácteos, como el queso y el yogur, gracias a las vitaminas y minerales que aportan a la dieta. Además, consumir carne fresca, huevo o pescado una vez al día, es ideal para conseguir el nivel de proteínas necesario para disfrutar de una salud de hierro.

¿Por qué es tan sana la dieta mediterránea? Porque, como puedes ver, aporta muchísimos beneficios para el organismo. Se trata de una dieta muy equilibrada que te protegerá a ti y a tu familia de enfermedades, y, además, os sentiréis ligeros, sanos y con más energía.

Fuente: NCBI